Logo Centro de Recordación de los Héroes Polacos
Centro de Recordación de los Héroes Polacos
Inicio
Historia de las Relaciones Judeo Polacas Misión
Búsquedas
Héroes Polacos
Artículos
Prensa
Newsletters
Actividades
Arte y Cultura
Polonia
Educación
Agenda
Enlaces
Forum

Prensa

Desde hoy puede verse en el Centro Cultural Borges el horror del genocidio nazi en fotos

La muestra la componen 30 imágenes tomadas por soldados alemanes en los guetos de Polonia, durante la ocupación de Adolf Hitler.

Por Romina Smith

Más de treinta fotografías tomadas por soldados alemanes en los guetos de Polonia durante la ocupación nazi pueden verse desde esta tarde a las 19 en el Centro Cultural Borges, con entrada gratuita. La muestra, que cuenta con el auspicio de las embajadas de Polonia y de Alemania y la Asociación Cultural Argentino-Polaca, se llama "Instantáneas de un genocidio" y su exhibición coincide con el 62º aniversario del levantamiento del gueto de Varsovia.
Las impactantes imágenes pertenecen a la colección de Tomasz Wisniewski, un periodista e historiador polaco de 46 años que se dedicó a investigar sobre la comunidades judías de Bialystok, la ciudad polaca donde vive actualmente. Bialystok fue, durante la Segunda Guerra Mundial y hace más de seis décadas, el corazón del pueblo judío europeo: vivían allí más de 50 mil judíos. Hoy son menos de diez.
Wisniewski comenzó a recopilar documentos históricos en los años 80. Buscó datos en cementerios y viejas sinagogas y juntó y catalogó archivos muy valiosos, como estas fotografías exclusivas que ahora se exponen en Buenos Aires. En una de ellas, tomada en 1942 en las cercanías de Ropczyce, un soldado alemán se prepara para fusilar a un grupo de hombres. En otra anterior, de 1941, otro soldado apunta con su cámara a menores en Rzeszów.
Muchas de las imágenes fueron sacadas en 1939, cuando la Alemania de Adolf Hitler comenzaba a invadir Polonia, en los inicios de la Segunda Guerra Mundial. "No sabemos quién tomó estas fotos, tuve que interrumpir mis investigaciones por el horror y la vergüenza que el tema evoca. Nadie confesará haberlas tomado. Ni el fotógrafo —si es que vive— ni sus hijos o nietos. Algunas de estas fotografías describen el día anterior al comienzo de la masacre y señalan a quienes fueron los asesinos", revela el historiador. Y asegura: "Disparar a los judíos era parte de la rutina diaria".

Prohibido

Sin embargo, Wisniewski considera que las fotos no describen "suficientemente el horror", ni anticipan la masacre que estaba por ocurrir. Marcos Resnizky, fundador del Centro de Recordación de los Héroes Polacos, aporta una explicación: "El ejército alemán prohibía a sus soldados tomar fotografías del horror o capturar imágenes de los que ellos consideraban ''subhumanos en proceso de extinción''".
La colección "Instantáneas de un genocidio" fue exhibida por primera vez el 16 de agosto de 2004 en Bialystok, durante el 61ø aniversario del Levantamiento del gueto de esa ciudad. Mañana, 19 de abril, se cumplirán 62 años de la masacre en Varsovia.

La colección Wisniewski se exhibe en conmemoración de esa fecha en el Borges
(Viamonte y San Martín), hasta el 8 de mayo.

www.larazon.com.ar

News del Centro Instantáneas de un genocidioBoletines Culturales de la Embajada de PoloniaNews del Centro

Po polsku English